El año que acabamos de dejar atrás no nos ha dejado indiferentes en ninguna parte del globo. La terrible pandemia que todavía atravesamos, junto con tantos sucesos a nivel político, social y medioambiental, han hecho del pasado curso una montaña rusa de obstáculos para la inmensa mayoría. Desde GreenBlue Urban nos acordamos de todos, especialmente de aquellos que han perdido a seres queridos. También de aquellos a los que la pandemia les ha afectado especialmente perdiendo sus fuentes de recursos y modos de subsistencia.

Los incidentes climáticos también han puesto a prueba nuestra resiliencia, capacidad de colaboración y generosidad con aquellos que se han visto más afectados. Desde la erupción del volcán en La Palma, a las lluvias torrenciales que han afectado el Levante y otras zonas de España, pasando por los grandes incendios forestales en la provincia de Málaga, centro de la península y otras localidades en el pasado verano, y hasta la borrasca Filomena a inicios del año pasado, que tuvo terribles consecuencias en el arbolado urbano de ciudades como Madrid.

En lo que a nuestro ámbito corresponde, en GreenBlue Urban debemos dar las gracias a todos aquellos que han confiado en nuestras soluciones para crear espacios verdes más sostenibles, y que han contribuido a un año con muchas noticias positivas. Iniciamos el año con grandes cambios que han supuesto un gran salto en las operaciones de GreenBlue en España.

El acuerdo de distribución alcanzado con Internaco Green Space nos permitió mejorar enormemente nuestra logística, reduciendo tiempos de entrega y costes de transporte a nuestros clientes. 

GreenBlue Urban ha crecido de forma constante, gracias al apoyo de organizaciones públicas y privadas, arquitectos, paisajistas, ayuntamientos, constructoras, empresas de jardinería y en general mucha gente convencida de que mejorar la infraestructura verde urbana tiene enormes beneficios en el largo plazo. Como ejemplo está el programa de pruebas de alcorques con celdas estructurales que pusimos en marcha y que continuamos ofreciendo para todas aquellas organizaciones interesadas en conocer este concepto. Este año, ayuntamientos como Logroño, Ciudad Real y otros se vieron beneficiados por esta iniciativa.

En octubre, GreenBlue Urban participó como patrocinador del Primer Congreso Internacional de Paisajistas celebrado en Granada, en donde apoyamos a este fantástico grupo de profesionales que juegan un papel fundamental en la creación de nuestros entornos vitales.

El centro de recursos de nuestra web también creció, con una esperada revisión de nuestra primera versión de “Trees and Water Sensitive Urban Design”, publicada a principios de verano. Esta guía ha servido de ayuda a prescriptores e instaladores en el aporte de nueva información que contribuya a la implementación de proyectos SUDS en áreas urbanas. En este sentido, también publicamos dos guías sobre cómo modelar elementos SuDS con las herramientas de software MicroDrainage de Innovyze y Causeway.

Para terminar, no podían faltar nuestros webinars, presentaciones, y formaciones que ofrecimos de forma gratuita a colegios de arquitectos, ayuntamientos y profesionales interesados, así como nuestras visitas a obra, y todo el apoyo necesario en fases de prescripción y diseño.

Este año 2022 nos esperan ilusionantes desafíos, a los cuales miramos con gran optimismo apoyados por la confianza de nuestros clientes y colaboradores. Desde GreenBlue Urban seguiremos tratando de crear el paisaje urbano del futuro con la mejor infraestructura verde y azul posible.

Brindemos por un año cargado de éxitos.