Con frecuencia, cómo trabajar de forma conjunta entre diferentes disciplinas se convierte en un tema de debate en seminarios y charlas del sector. Sin embargo, como sabemos, las acciones hablan más alto que las propias palabras.

En el diseño de proyectos SuDS, ingenieros de aguas y paisajistas requieren de una colaboración cercana, desde el diseño hasta la estrategia a seguir. Los ingenieros conocen en profundidad la conexión entre el agua y el suelo, mientras que el paisajista se centra en crear una estética única, que aspira a generar entornos sanos para todos aquellos que lo visitan.

Chase Farm Hospital

En primer lugar, debemos considerar y entender el punto de vista de cada profesional desde su etapa formativa. Nuestra experiencia nos enseña lo diferente que es la actividad profesional con respecto a la formación académica. El paisajista, por un lado, ha sido preparado para pensar, no solo en la funcionalidad, sino también en la experiencia visual y sensitiva, además de cómo el proyecto formará parte de la comunidad. El placemaking es parte fundamental del paisajismo. En contraste, la formación del ingeniero le lleva a encontrar la solución más eficiente, rentable y funcional posible frente a un problema.

En palabras de Anthony McCloy, de McCloy Consultants,

Evitemos oportunidades perdidas y obtengamos los máximos beneficios gracias a infraestructuras de alto rendimiento.

Abordemos entonces la pregunta más importante: ¿Cómo podemos cambiar hacia una mentalidad que favorezca la colaboración multidisciplinar?

Un cambio de paradigma en nuestra forma de pensar nos llega a cambios en la práctica

El drenaje es parte fundamental de cualquier estructura, e incluso antes de que cualquier planimetría sea desarrollada y ejecutada, resulta vital examinar los sistemas de drenaje existentes, y qué potenciales sistemas SuDS son posibles dependiendo de la topografía y otros factores. Dicho esto, en cada fase del proyecto se requiere paciencia y respeto por parte de todos y hacia todos, ya que todas las fases y áreas del proyecto son igual de importantes. Resulta fundamental que todas las partes estén abiertas a escuchar diferentes puntos de vista, y compartir el mismo objetivo.

generando un diseño que finalmente resulte realista, funcional, y con un gran nivel estético que en última instancia satisfaga las necesidades del cliente.

Casi siempre, mantener la mente abierta y una visión creativa ayudan a alcanzar el máximo potencial del proyecto. Pero esto solo es posible si todos los agentes involucrados reman en la misma dirección, trabajando de forma colaborativa en cada fase del proyecto. Un caso de estudio SuDS que nos puede servir de ejemplo es All Saint’s Primary School en Newmarket, donde Anglian Water trabajó con Atkins, West Suffolk County Council, y Newmarket Town Council, e interactuando con padres, profesores, gobernantes y por supuesto alumnos del colegio.

All Saints Primary School – Newmarket

GreenBlue ha estado presente en mesas redondas con anterioridad, lo cual ayuda a clientes y diseñadores a compartir planes, ideas, y preocupaciones. Desde nuestro punto de vista, resulta una forma excelente de comunicar. Siempre estaremos encantados de ayudarte si tienes alguna dificultad en cualquier fase del proceso, incluso en fases de obra, para asegurar que las soluciones prescritas se ejecutan correctamente.

¡Esforzándonos para convencer a constructores e ingenieros de alejarse de ideas convencionales y adoptar mejores soluciones!

Animamos a nuestros colegas del sector a tener conversaciones abiertas desde el mismo inicio del proyecto. Estamos seguros de que te sorprenderás al ver cómo el trabajo colaborativo resultará más productivo, y el diseño final alcanzará un nivel de calidad superior, del cual te sentirás orgulloso por muchos años.