Uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la industria del paisajismo hoy en día es cómo combatimos eficazmente la actual crisis del cambio climático.  Más importante aún, cómo podemos alinearnos colectivamente para permitir un enfoque integrado que considere tanto la mitigación como la adaptación para reducir las emisiones y las aguas pluviales, abordar el efecto isla de calor y, sobre todo, reducir el calentamiento global.

La crisis climática es evidente, está sucediendo ahora, y como profesionales del paisajismo, todos estamos aquí para hacer de nuestro entorno construido y natural un lugar mejor para todos.

En GreenBlue Urban, nuestro trabajo se basa en una firme pasión por la plantación y el cuidado de árboles sanos y prósperos. Lideramos el camino en la creación de lugares con aire más limpio, un drenaje sostenible y eficiente, y la creación de entornos amables y una vida silvestre más diversa. Nuestro papel es importante, responder a nuestros clientes y futuros usuarios, y responder a las preocupaciones ambientales en igual medida.

En el camino hacia la COP 26, nuestro objetivo es educar e inspirar a largo plazo.  Por supuesto, los proyectistas y clientes con los que trabajamos también desean que los árboles tengan la presencia que merecen en nuestros proyectos. Pero sabemos que plantar el árbol es solo el comienzo. Para que este viva su mejor vida como parte de un ecosistema urbano, debe ser plantado de manera que apoyemos su crecimiento y permitamos un desarrollo sano y sostenible.

Compromisos desafiantes

Pero esto no es tarea fácil, ¿verdad? Nuestra profesión está llena de tensiones. Como paisajistas y prescriptores, queremos crear entornos urbanos que sean funcionales, atractivos y sostenibles, donde los árboles se celebren y se les permita prosperar. Al mismo tiempo, en esa competición participan aspectos importantes como el coste y el espacio. Nuestro desafío es defender la presencia de árboles saludables de larga vida, al tiempo que aseguramos que nuestros colegas y colaboradores entiendan la necesidad de invertir en diseño de alta calidad y atención al detalle.

St Peters Square Manchester

Comparación de las alternativas

Una de las preguntas que nos hacen con frecuencia es ‘¿puedo conseguir los mismos resultados con una alternativa más barata?’ Entendemos por qué. Y puede ser una pregunta difícil de responder. La popularidad de los medios de plantación asequibles, como la arena, el suelo estructural y los sistemas de balsas compactadas, a menudo tienta a clientes y técnicos a recortar gastos, y hemos visto sus consecuencias.

Pero, ¿existe el riesgo de una falsa rentabilidad? En los diseños complejos, en los que la salud a largo plazo de los árboles merece ser tomada en serio, se ha comprobado que aquellos plantados con los componentes ArborSystem de GreenBlue Urban, incluidos los sistemas de soporte de pavimento RootSpace, (comúnmente conocidos como celdas de suelo), superan a las alternativas tradicionales en cuanto a drenaje y aireación.  Y a largo plazo, ese rendimiento se ve reflejado en el ahorro.

¿Por qué reemplazar los árboles antes de tiempo?

Los profesionales del paisajismo especifican y plantan árboles por los beneficios que aportan a nuestro entorno construido. Los árboles insalubres, marchitos y reemplazados antes de alcanzar la madurez, nunca crecen hasta el punto en que se materializan sus beneficios reales. Los estudios de GreenBlue Urban muestran que en muchos casos cuando los árboles son constantemente reemplazados en un entorno mal diseñado, los beneficios esperados de un entorno rico en árboles nunca se materializan.

Sun Street, Broadgate Londres

La sustitución de árboles insalubres desperdicia el dinero

Durante un largo período de tiempo, los árboles urbanos enfermos deben ser reemplazados. Además, un nuevo árbol, en las mismas condiciones deficientes que su predecesor, está condenado al mismo destino. El costo de la replantación repetida eventualmente aumenta, mientras que una inversión inicial en una plantación de alta calidad es un costo único que se paga por sí mismo a través de la larga vida del árbol sano.

La colaboración de GreenBlue con Treeconomics permitió una mirada detallada a la economía a largo plazo del reemplazo repetido de árboles. Al igual que con cualquier proyecto importante, se alcanza un punto de equilibrio después de varios años, donde los numerosos beneficios de un árbol comienzan a exceder su costo inicial. Pero en lugares donde el costo de reemplazo se convierte en una necesidad continua, el punto de equilibrio a veces nunca se alcanza, ya que los costos siguen aumentando y los beneficios nunca se materializan.

Cálculo del ahorro a largo plazo

En GreenBlue Urban analizamos la situación a 50 años vista, reflejando la visión a largo plazo que resulta tan natural en la profesión de paisajista.

Cuando se calculó todo, el costo de reemplazo repetido de una plantación de mala calidad trae a los desarrolladores y clientes una pérdida de alrededor 13.000€  por árbol.

Una instalación urbana GreenBlue, en cambio, se especifica a largo plazo, lo que significa que no sólo se ahorran costes, sino que se permite que los beneficios cuantificables se muestren realmente en el balance de un proyecto. Se acerca un beneficio neto a largo plazo 3.400€ por árbol.

Una inversión que se amortiza sola

Paisajistas y gerentes de proyecto nos dicen cada vez más que al tomar en serio la salud de los árboles en la etapa de diseño, las preocupaciones de los clientes, las autoridades locales y los organismos ambientales se satisfacen no solo a corto plazo, sino varios años después. Los árboles plantados con los productos ArborSystem de GreenBlue Urban prosperan, junto con la reputación profesional de todos los involucrados.

Te ayudamos a defender la salud de los árboles

Entonces, ¿cómo puede ayudar GreenBlue Urban? Cuando se trata de defender el diseño de las mejores prácticas, nuestros especialistas técnicos están a su disposición para ayudar a agilizar el proceso de prescripción y asesoramiento.

Comience descargando nuestro Análisis de Coste y Beneficio del Arbolado Viario, mostrando exactamente cómo la ciencia y la economía se combinan para hacer un caso claro de inversión en árboles urbanos saludables.